MI SITIO PERSONAL

Inicio - Presentación - Axiomas - Pinturas - Textos - Entrevistas

Volver a Textos

TEXTOS
De mi autoría
 
De lo superficial en el arte
 
Leyendo a Herbert Read, uno puede concluir en pensamientos a favor o en contra de lo que él dice, pero, siempre, este hombre deja huella en quien lo lee.
 
Habla, por momentos, de un arte sin concentración, que abandona las guías filosóficas, un arte sin relación, un arte que se jacta de su inconsecuencia, de su incoherencia y dice, sin tapujos, que eso no es de ningún modo arte.
En los años que he trabajado en el Centro Cultural Recoleta, he visto mucho de lo que menciona Read: liviandades fenomenales, con un reconocimiento efímero, quedando fuera de moda al poco tiempo de haber sido expuestos esos trabajos. Porque buscan la moda, quienes lo hacen.
Y cuánto escribieron críticos y presentadores de artistas, tratando de explicar lo inexplicable, intentando con palabras difíciles, raras, darle sentido a ese sin sentido que allí se exponía.
Para saber de qué se trata, basta con ver anuncios de artistas que dan clases de arte naif, o de arte abstracto. Un despropósito. Y allí se observan los mamarrachos que hicieron los pobres discípulos.
Dice Read:

 
El arte es una actividad que a la vez refina los sentidos e inventa y perfeccionas los símbolos del discurso; estos dos aspectos de la vida humana: la autointegración y la intercomunicación, son inseparables.

 
Pero creo que lo visto, y sobre lo que menciono, en nada refina sentido alguno. Al contrario, se me hace que mucho de lo que se expone, genera un rechazo notorio en el espectador, pero, un rechazo no provocado por la obra, como sería por su contenido y su factura, sino rechazo porque nada dice, o sea, rechazo por una nada.
Están dentro de esos expositores, los que agreden al espectador, con formas que pretenden mostrar la crisis del hombre o con abstracciones corpóreas que proponen zonas punzantes, como si se tratara de la violencia instalada en la sociedad, pero no es otra cosa que la violencia del propio autor la que se manifiesta.
Consiguen claro es, que los críticos opinen y tal vez, sea eso lo que pretenden, pero pocos caen en la trampa de tomar en serio esas manifestaciones “artísticas”
He visto en una sala vacía, las paredes blancas, un breve texto escrito con marcador negro y en la entrada un larguísimo texto con un lenguaje críptico, tratando de decirle algo a quienes visitaban la muestra, que, debo decir por si no se entendió, era la frase genial que había escrito el artista en una de las paredes.
El comentario de algunos que entraron a la sala, era: “Pensar que hay verdaderos artistas que no pueden exponer sus obras por carecer de recursos económicos y este infeliz, se da el lujo de escribir una estupidez en la pared pretendiendo que se lo llame artista”
Vi mucho. Algún día escribiré sobre ello, a modo de “memorias de alguien que trabajó por años en el Centro Cultural Recoleta
 
© Helios Buira

Subir

© Helios Buira

San Cristóbal - Ciudad Autónoma de Buenos Aires 2017

Mi correo: yo@heliosbuira.com

Este Sitio se aloja en REDCOMEL Un Servidor Argentino